¿Cómo desarrollar pensamiento crítico?
Giuliana Aguilar
Por: Giuliana Aguilar
Jueves 28 de octubre de 2021

El pensamiento crítico es una de las competencias básicas más buscadas (y muy poco desarrolladas) en el talento digital en México. Sin importar el nivel de puesto y rol (finanzas, legal, marketing, operaciones, etc..) es fundamental integrarlo, no solo en ámbito profesional, también en lo personal. Aquí la pregunta del millón: ¿Cómo puedo desarrollarlo?.


El cerebro, al igual que los músculos requiere de práctica para desarrollar nuevas conexiones neuronales, que nos permitan modificar hábitos y esto a su vez conductas. Es por ello, la disciplina es fundamental: hay que llevar el cerebro al gym y hacer “ejercicios mentales” . Aquí algunos ejercicios que pueden servirles, basados en el artículo “7 Mental Exercises to Make You a Better Critical Thinker”


1.Salir de nuestra zona de confort. Todos tenemos diferentes estilos de aprendizaje y pensamiento (visuales, kinestésicos….). Si lo que queremos es pensar fuera de la caja, es necesario estar “incomodos”. Se trata de abrir nuestra mente: exponerla a nuevos contenidos, formas de pensar, culturas, círculos sociales, pero sin juzgar (respiren 3 veces). Recuerden que somos el promedio de las 7 personas con las que convivimos. Este ejercicio demanda un proceso de auto observación. ¿Qué descubrimos?, ¿de dónde viene nuestra incomodidad?


2.Keep it simple. ¿Alguna vez han tratado de explicarle algo a un niño pequeño?. Regla de oro: si tu idea no la puede comprender un niño pequeño, tienes que mejorar tu capacidad de abstracción y comunicación.


3.No soy el dueño de la verdad. Uno de los enemigos del pensamiento crítico es el ego, nos da terror retar a nuestro status quo y nuestras creencias, pero ¿qué creen?, justo se trata de eso. Vamos a identificar nuestros sesgos cognitivos + paso más allá: entender de dónde vienen y buscar evidencias que los contradigan, insisto estar incómodos.


4.Reconstrucción de los hechos. Cual escena del crimen, vamos de atrás para delante. Paso a paso reconstruir e identificar, todos los errores cometidos en el proceso. Con ello podremos tener claridad sobre el verdadero impacto en cada fase.


5.¿Me podrías explicar? Insisto, ego del lado. No se trata de ir a pedirle a un experto que nos explique cómo llegó a X conclusión, para resolver X problema. Hablemos con usuarios y todos los involucrados. Cada uno de ellos, está viendo el problema desde un ángulo diferente e igual de valioso, lo que nos aporta una visión más completa.


6.A filosofar: Dilemas Éticos. Es la prueba de fuego nivel Jedi, donde verdaderamente vamos a poner a sudar al cerebro, al defragmentar el problema, considerar múltiples variables e impactos. En este punto se vale usar casos hipotéticos (México tiene miles) sólo está prohibido conclusiones simplistas.

Top