El “nuevo normal” es el “nunca normal”
Claudia Quirós
Por: Claudia Quirós
Jueves 28 de octubre de 2021

La pandemia provocada por el COVID-19 ha cumplido un año y ya es oficial: la nueva normali-dad es el “nunca normal”. Este concepto, viene del inglés never-normal: cuando las cosas se vuelcan, se superponen, se adelantan unas a otras… Por eso, necesitamos dirigir nuevos mecanis-mos, capacidades y nuestra cultura a otras dimensiones. Pero por encima de todo, necesitamos cambiar radicalmente nuestra actitud.


En la actualidad, podría decirse que hemos empezado a sentirnos cómodos con nosotros mismos el status de “víctimas” de la situación: la personal, la de nuestro país y la de nuestro futuro posi-ble, aunque este diste mucho del futuro verdaderamente deseable. Pero esto no es solo conse-cuencia de la pandemia, sino que viene de tiempo atrás.


Vemos por nuestra ventana como pasan trenes (USA, China, los nórdicos). Estos trenes nos ade-lantan por por ambos lados, generando así una impresión de que nosotros también estamos mo-viéndonos. Pero la realidad es que nosotros no hemos dejado la estación.


¿Cómo podemos ponernos en marcha o subirnos a los trenes que están en marcha? ¿Cómo pode-mos ser parte de los futuros deseables? La respuesta es el mantra de Orâkolo: Comenzamos a diseñar esos futuros hoy, y aprendido a actuar y anticipar antes de que las cosas sucedan y solo nos quede capacidad para reaccionar.


“Solamente con una actitud radical y una rebelión de nuestro “status quo”nos rescataremos”. M. Schrader (Next Factory).


¿Volver a empezar?


Necesitamos coraje para rediseñar el nuevo “nunca normal” con ojos puestos en el futuro. Hay un deseo común por usar este gran “fallo de sistema”, no sólo para hacer un reseteo, sino para gene-rar un verdadero “re-start”. (re-comienzo). La pandemia ha generado una explosión en cadena de creatividad y sabiduría, ¿pero estamos en ella?
Con la pandemia, muchas cosas que se veían impensables se han vuelto posibles. Necesitamos voltear la atención, ver esto como una oportunidad para la sociedad en áreas tan importantes co-mo:



  • Cobertura sanitaria universal

  • Renta básica universal

  • Organismo Global de Colaboración Internacional en TECH for Protection

  • Ceder privacidad en beneficio del bien común

  • Tele-Health (salud vía telemática) que genere equidad y accesibilidad

  • New generational Deal (nuevo pacto generacional)


Conocer el futuro para diseñar escenarios


Ya conocemos las megatendencias globales para los próximos 30 años y sin duda COVID-19 ha traído repercusiones en ellas que vale la pena entender detalladamente para poder identificar cual es ese nuevo esencial.


El Instituto para el Estudio de Futuros de Dinamarca ha desarrollado cuatro escenarios para avanzar hacia adelante con COVID-19. Las situaciones planteadas en ellos, bajo preguntas que aún es imposible responder con certeza, nos da la oportunidad de ver posibles escenarios que arrojan luz sobre algunos de los cambios, amenazas y oportunidades que se avecinan en el corto plazo.


Para plantear estos escenarios, tenemos que hacernos esas preguntas que aún no tienen respuesta y tratar de imaginar cuál podría ser: ¿Cómo termina la pandemia de COVID-19? ¿Dónde nos en-contraremos en uno o dos años? ¿Cómo se ve lo “normal” en el otro lado de esta pandemia?


Los escenarios son narrativas que nos permiten visualizar posibles futuros basados en decisiones que tomemos hoy en conjunto con las tendencias que nos están impactando y que están fuera de nuestro control.


Para plantearnos, contamos con incertidumbres que son críticas:



  • ¿Cuánto tiempo pasará antes de que las vacunas efectivas estén disponibles para todos? Nos planteamos esta pregunta en referencia a lo que pasará antes de dos años/ después de dos años.

  • ¿Qué tan efectivas serán nuestras estrategias de mitigación social? La respuesta está basa-da en lo que pase si son Insuficientes/son suficientes.


La combinación de los resultados a estas preguntas da lugar a 4 escenarios posibles, y en cada uno de ellos encontramos información para anticipar las situaciones y dejar de sentir el agobio de la reacción a corto plazo.
Tenemos ante nosotros la oportunidad de repensar nuestro propio destino. Una vez que conozcas los escenarios, ¿qué debes hacer?



  • Acción reflexiva e intencionada.

  • Informarte de las grandes señales (Megatendencias y cambios estructurales de la socie-dad).

  • Razonamiento y fundamentación de hechos.

  • Aportar narrativas que inspiren el coraje, el deseo de un futuro diferente.

  • Crear futuros alternativos.


Tal vez hemos pasado nuestro tiempo preocupándonos por la nueva normalidad cuando debería-mos haber empezado a hablar de la oportunidad extraordinaria que se puede presentar.


Sin duda, hay cosas irreparables, como la pérdida de las personas y de la salud. No quiero mini-mizar este impacto porque lo he vivido en carne propia. Pero depende de nosotros decidir si esto sigue así o si la pandemia servirá para precipitar el avance científico en nuestras instituciones y ciudades: si nos ayuda como promotor de la innovación con sentido para beneficio de todos, y si marcará el comienzo de una nueva era de colaboración.


Sí, un desafío, pero también un cambio necesario.


Si quieres conocer más sobre estudio de futuros visita: www.orakolo.world

Top