7 ideas de emprendimientos ecológicos muy rentables
No cabe duda de que la ecología y el desarrollo de tecnologías sustentables han creado negocios muy rentables, tanto en el primer mundo como en las naciones en desarrollo.
Jueves 15 de septiembre de 2022

Los tiempos en que el mundo financiero y en el ámbito conservador se miraban con odio están en gran medida superados. La ecología y el desarrollo de tecnologías sustentables es uno de los negocios en alza, tanto en el primer mundo como en las naciones en desarrollo. Tal vez haya llegado el momento de tomarnos el calentamiento global un poco más en serio.


Del modo que sea, te presentamos estas ideas de negocio para que puedas finalmente reconciliar tus deseos de éxito con tu profunda preocupación por el planeta.


7 ideas de emprendimiento ecológico altamente rentables


1. Transporte alternativo


¿Sabías que en Holanda han puesto fecha ya para la futura prohibición de los vehículos a combustible fósil? Así es, el nicho de las nuevas formas de transporte cobra la vigencia de lo urgente. ¿Por qué entonces no invertir en un programa de bicicletas eléctricas, que provea aparatos, repuestos y accesorios a sus usuarios? 


Otra buena idea sería una empresa de taxis ecológicos, a partir de autos híbridos que contribuyan con el ambiente, o incluso un programa de concientización sobre el transporte a través de pegatinas, agendas y toda una línea de consumo vinculada con la defensa de los valores ecológicos.


2. Alimentos saludables y eco-food


Seguro que estabas pensando en los puestos de comida orgánica del mercado municipal. ¡Pues no está tan lejos! La comida orgánica, libre de tratamientos químicos y de semillas transgénicas, es de los productos alimenticios más demandados del momento. Otro tanto ocurre con las bebidas energéticas naturales.


Comida natural en envases reutilizables, con papel reciclado o biodegradable, es una buena apuesta para inaugurar un nicho totalmente eco-friendly. Los desechos orgánicos, por otro lado, podrían usarse para composting y así dar el ejemplo de un emprendimiento sustentable y respetuoso con el medio ambiente.


3. El negocio del reciclaje


Aluminio, papel, plásticos, vidrios y otras sustancias que comúnmente se desechan a diario, son perfectamente reciclables y hay empresas dispuestas a pagar por el retorno de este material. Sólo hace falta una campaña de concientización para que los vecinos separen la basura y la depositen en los contenedores dispuestos para ello por un emprendimiento que haga de puente. Clasificar, reciclar y transportar, tan simple como eso.


Otra opción es utilizar estos implementos, o las telas y objetos desechables, para producir muebles, decoraciones y prendas de vestir. Iniciativas semejantes ya se han puesto de moda.


4. Especialista consultor en eco-organización


Con el aumento de medidas sanitarias y regulaciones para minimizar el impacto en el medio ambiente de las empresas e industrias, se inaugura la necesidad de consultores ecológicos. Se trata de especialistas en materia de reciclaje, pero también de organización corporativa y recursos humanos, cuyo cometido será orientar a sus empleadores hacia un funcionamiento sustentable y amigable con el medio ambiente, a través del mejor aprovechamiento de sus recursos y de una cultura ecológica para sus empleados.


5. Fontanería y tratamiento de aguas


Ya sea a través de la venta de sistemas ecológicos para la casa o el jardín, o de promover las técnicas de reutilización de aguas y de reutilización de residuos, puede abrirse un mercado importante de productos, libros, cursos y plantas, todo organizado en torno al modo de embellecer la casa o el jardín, pero sin hacerlo a costa de la salud del planeta.


6. Fuentes de energía renovable


El gran tema. De cara a la necesidad creciente de energía y al dilema de los usos y costos del petróleo y sus derivados combustibles, se trata de un tema álgido que permite múltiples inversiones y opciones de emprendimiento. Por ejemplo, una empresa de implantación y mantenimiento de celdas solares para granjas y casas en zonas inter-urbanas, puede ser un éxito rotundo, a la vez que se ayuda a los vecinos a ahorrar en energía y así no requerir tanto combustible contaminante.


Lo mismo ocurre con calentadores de agua ecológicos, con sistemas automáticos de encendido y apagado de luces, o con emprendimientos de baterías recargables confiables, que no requieran la compra y descarte de pilas alcalinas que luego van a dar al mar.


7. Cultura ecológica


Por último, siempre harán falta difusores de la cultura ecológica, que ofrezcan a los Estados y a las organizaciones campañas completas de concienciación ecológica en sus diversos aspectos. Una organización educativa, por ejemplo, podría muy bien encargarse de la demanda de información fiable respecto al tema, charlas a los chicos, jornadas de reciclaje, en fin, oportunidades geniales para hacer Branding y posicionarse como portavoz ecológico. El resto es merchandizing.


Estas siete iniciativas reúnen lo rentable y dinámico en materia de negocios, con las preocupaciones más loables y necesarias por el medio ambiente. ¿Quién dijo que debías escoger entre tu beneficio individual y el del planeta?

FUENTE: https://blogs.unsw.edu.au/



Top