Comparte Marcus Dantus las 16 habilidades para emprender
Dejó en claro que el emprendimiento se aprende en la práctica
Miércoles 23 de noviembre de 2022

Valentía, propósito, planeación, innovación, enfoque, resiliencia, intuición, adaptabilidad, autenticidad, integridad, empatía, humildad, liderazgo, saber vender, restitución, y actitud, son las habilidades para emprender, aconsejó el empresario e inversionista Marcus Dantus.


Dejó en claro que el emprendimiento no se puede enseñar sólo teóricamente, sino que se aprende en la práctica y que, para empezar, uno de los problemas que detecta es que en las incubadoras de las universidades tienen a cargo a personas que no son emprendedores.


En su libro “Pensar en grande para hacerla en grande”, describe las 16 habilidades, que considera esenciales para tener éxito, pero no en el emprendimiento, sino éxito en la vida. “Para mí el éxito no es un fin, no es un destino; es un camino. Para mí la persona más exitosa es aquella que se permite celebrar los pequeños logros durante toda su vida y aprende de los fracasos, que es parte de lo que te lleva a los éxitos”, refirió durante su conferencia “Habilidades para un emprendedor”, en el evento Innovation Week 2022.


Dantus catalogó a la valentía como la habilidad más importante: “porque el miedo es lo que te impide hacer cosas, es lo que te paraliza y no te deja moverte. Tienes que atreverte a hacer cosas fuera de tu zona de confort; sino te sales de tu comodidad, nunca aras nada extraordinario”, dijo.


En este sentido, expuso que entre los 10 principales miedos del ser humano, el primero es a volar, el segundo a hablar en público; en noveno está el miedo a la muerte, o sea, a la gente le da más miedo hablar en público que morir. “Lo primero que se hace es retar esos miedos, y tratar de superarlos para realmente hacer cosas interesantes”, apuntó.



Marcus Dantus / Foto de: Pablo Rodríguez | El Heraldo de Chihuahua


La segunda habilidad es tener un propósito: ganar dinero en una empresa no es un propósito, es la consecuencia de un buen propósito; un buen propósito tiene que ver con mejorar la calidad de vida de las personas, con hacer la vida más cómoda, más rápida, más barata, según explicó.


Ya teniendo un propósito, el siguiente paso es planear. A decir del ponente, la manera más fácil de hacer un plan es poner el propósito al final e irse hacia atrás y establecer cómo llegar a ese destino: determinar los objetivos del propósito, luego las actividades por hacer para alcanzar los objetivos, y dividir las tareas específicas para lograr las actividades.


Otra aparte que destacó es la innovación y, “para ser exitoso en la vida, hay que hacer cosas diferentes, que es parte de atreverse, pues algo que no tiene innovación, no es emprendimiento, es una pyme”, expuso ante miles de personas.


Reforzar el aspecto de innovar, compartió que como participante de Shark Tank México, antes de invertir en algún proyecto, lo primero que observa es que se tenga el eje que es necesidad, y la diferenciación.


Una habilidad más es el enfoque, donde resulta clave la especialización; además enlistó la resiliencia, sin embargo, precisó que existe una línea muy delgada entre la resiliencia y la terquedad, entonces recomendó que cuando solamente se cierran puertas en el camino del emprendimiento es momento de cambiar por completo.


Aparte, está la intuición, donde resaltó la trascendencia de tenerse confianza, ya que es esencial para tomar decisiones; también habló sobre la adaptabilidad, precisando que la pandemia es un gran ejemplo de cómo las empresas tuvieron que adaptarse a los cambios.


Luego vienen habilidades como la autenticidad, la integridad, empatía, humildad, así como el liderazgo, para este último, mostró un video en el cual evidenció tres lecciones: la primera es que para ser líder hay que perder el miedo y hacer lo que deseas sin importar el qué dirán; la segunda es que el liderazgo se trata del movimiento y no de imponer el movimiento; y el tercera es que ser seguidor es igual de impórtame que ser líder para crear un movimiento.


De igual manera, está la parte de saber vender, puesto que quizá, “esta sea la parte más importante de todas, porque puede hacerse algo increíble, pero si no se sabe vender no se ganará dinero”. En esta parte, invitó a enfocarse, conectar e investigar al cliente, caerle bien a la gente, conocer el mercado, y a simplificar.


La penúltima habilidad es restitución: “te vaya bien o no te vaya bien, le tienes que dar de regreso al mundo”; y por ultimo actitud: “si vas a hacer lo que sea, diviértete, pásatela bien; lo único que te puedo garantizar del emprendimiento es que vas a tener obstáculos, entonces si vas a tener obstáculos y no te gusta lo que haces, será muy difícil que los sobrepases”.


Para concluir, dio a conocer que él forma parte de por lo menos a 36 empresas como ángel inversionista; en Shark Tank le ha apostado a 15 proyectos, y como fondo de inversión lleva 16 más, esto es, en total son alrededor de 64 proyectos hasta el momento, a algunos de los cuales van bien y otros no tanto, todo a raíz de los emprendedores.


“Si algo he aprendido es que los emprendedores buenos, aunque tengan un mal proyecto, van a ser mucho más exitosos que un emprendedor malo, aunque tenga un súper proyecto”, agregó ante los presentes.


FUENTE:   https://www.elheraldodechihuahua.com.mx/

Top