Microcréditos, herramientas para emprender este 2023
Antes de elegir cualquier producto financiero siempre compara la oferta que hay disponible, así podrás encontrar lo que más se ajuste a tus necesidades.
Martes 24 de enero de 2023

Si este 2023 uno de tus propósitos es obtener ingresos extra o emprender y estás revisando qué puedes hacer, si iniciar un micronegocio, de qué hacerlo y de dónde obtener dinero para algunos gastos que conlleva, entonces puedes revisar los microcréditos como opción para financiarte y emprender.

En México se estima que 35% de los emprendimientos fracasa por falta de dinero, según datos de la Asociación de Emprendedores de México (ASEM).

Los microcréditos son préstamos de cantidades pequeñas que se otorgan a personas físicas y van destinados al desarrollo de micronegocios, a la promoción de actividades productivas, artesanales, comerciales, de servicios, consumo, y en los que la fuente principal de pago la constituyen los ingresos obtenidos por dichas actividades, de acuerdo con datos de Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) y el Banco de México (Banxico).

Los montos y plazos de los microcréditos individuales tienen como límite máximo el equivalente en moneda nacional a 30,000 Unidades de Inversión (Udis), es decir, unos 230,000 pesos y un plazo máximo de tres años, mientras que los microcréditos grupales se trata cuando el crédito se otorga a un conjunto de individuos que avalen los adeudos o se constituyan como deudores solidarios entre sí y teniendo como límite máximo el monto equivalente en moneda nacional de 11,000 Udis por cada integrante del grupo y un plazo máximo de un año, según información de Banxico.

En instituciones financieras como Compartamos Banco 37% de los 2.5 millones de clientes que tienen corresponde a micronegocios que tienen que ver con preparación y venta de alimentos.

Según esta entidad bancaria, el éxito de los emprendimientos relacionados con los alimentos, como la venta de café, por ejemplo, no necesariamente implica que tengas que rentar un local en una plaza comercial o en una zona con locales costosos.

Algunos de los montos de microcréditos en el mercado van desde 1,000 pesos hasta 230,000 pesos, dependiendo de la empresa que lo otorga, el giro del negocio y su historial crediticio, entre otros factores que se toman en cuenta.

Algunas de las entidades financieras que dan este tipo de financiamiento son bancos, sociedades financieras populares, sociedades cooperativas de ahorro y préstamo y algunas fintech.

Sin embargo, no todas las personas recurren a entidades financieras para obtener recursos e iniciar o ampliar un negocio.

De acuerdo con Alberto Bonetti, CEO y fundador de YoFio, fintech especializada en microcréditos, explicó que existen microempresarios de un mismo sector que se ponen de acuerdo en redes sociales, como Facebook, para armar chats en los que se organizan tandas y de esta manera obtener recursos para su emprendimiento.

Hay múltiples razones para que un micronegocio haga a un lado las tandas y comience a usar un crédito como fuente de financiamiento formal, dijo.

Por un lado, se trata de financiamientos formales que dan la garantía de que no serán víctimas de fraudes, y por otro, ayuda para que se cree un historial crediticio favorable que después sumará para haya mejoras en la tasa de interés que se cobran y mayores montos de crédito.

De acuerdo con información de Banxico, con datos a agosto del 2021, la tasa de interés promedio de microcréditos individuales rondaba en 77.1%, con un plazo promedio de cinco meses.

¿Sobre qué emprender?

Una de las primeras preguntas que surgen al querer emprender un negocio o comenzar a generar ingresos extra por algo, es sobre qué hacerlo.

Recientemente Patricia Armendáriz, ex Shark Tank, empresaria y fundadora de Financiera Sustentable (Finsus), escribió en su cuenta de twitter lo siguiente: “Muchos emprendedores buscan mi mentoría y yo feliz de dársela. Hay un emprendedor que no se decide entre un gimnasio o una fábrica de juguetes. A ver: ¿Cuál es la regla número uno del emprendedor?”.

Luego en otro Tuit respondió: “Primero que te fascine lo que vas a hacer. Después buscar el producto que se adapte a tu pasión”.

Otra de las recomendaciones que ha dado en esa red social sobre emprendimiento es que al emprender un negocio se debe comenzar poco a poco, despacio.

“No inviertas todo tu capital en un producto que no sabes si va a tener el mercado que necesitas para ser exitoso. Rebota ese producto poco a poco. Se llama “pivotear” ve mejorándolo hasta que el producto mismo te indique”.

FUENTE:    https://www.eleconomista.com.mx/


Top