Objetivos de desarrollo sostenible: guía para emprendedores
Las Naciones Unidas ha tomado conciencia de que los objetivos de paz, seguridad y sostenibilidad mundial no pueden ser alcanzados con el liderazgo único de gobiernos y fundaciones. Por eso, en 2015 pidió la colaboración del sector empresarial para desarrollar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Estos se han convertido en una guía para un tipo de emprendedor especial: el emprendedor social.
Miércoles 21 de diciembre de 2022

Los ODS se componen de 17 metas y 169 objetivos entre los que se encuentra acabar con la pobreza, lograr la igualdad de género o garantizar el acceso al agua potable. Esta agenda es la evolución de los ocho Objetivos del Milenio, una lista de tareas que se esperaba cumplir entre el año 2000 y el 2015. A pesar de que no fuera así, los Objetivos del Milenio sirvieron para lograr que por primera vez se pusieran de acuerdo 193 países para elaborar políticas de cooperación globales, además de conseguir salvar más de 20 millones de vidas.


En 2015, las Naciones Unidas volvió a reunir a sus miembros para renegociar los objetivos del milenio, con la diferencia de que esta vez el organismo fomentó la participación activa de representantes del mundo de la industria, las finanzas y el corporativismo globales. Un claro ejemplo de este movimiento fue traer al CEO de Unilever Paul Polman al panel que redactara el primer borrador de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.


Esta decisión fue clave para crear una nueva dinámica entre líderes gubernamentales y CEOs con el objetivo de definir los complejos retos a los que nos enfrentamos, y de establecer métricas y KPIs que lograr en forma de partnerships o alianzas estratégicas entre gobiernos, empresas, fundaciones y la sociedad civil.


Los emprendedores sociales, actores clave


Desde que la ONU abriera sus puertas al mundo empresarial para solucionar problemas globales, hay un tipo de emprendimiento que ha tomado protagonismo: el emprendimiento social.


La ONU los llama Solution Makers. Estos son representantes del mundo científico, académico, técnico, o social que utilizan los ODS como guía para crear empresas que contribuyan a que se cumplan los ambiciosos objetivos en el 2030.


Cada año, durante la reunión de la Asamblea General de la ONU, se organiza el Solution Markers Summit, donde se muestran los resultados de todos aquellos empresarios activistas que trabajan para impactar uno o varios de estos goles desde sus empresas.


Algunos ejemplos de estos emprendimientos son Syria Tracker, un sistema que mapea todo el contenido digital como videos, tweets, fotos o texto que se genera en zonas en conflicto, SunCulture, una tecnología de irrigación por goteo que utiliza paneles solares para funcionar, o Chipsafer, un geolocalizador para ganado que ayuda a los granjeros a monitorear la salud y la localización de sus animales.


El objetivo de este encuentro es influir a una audiencia de legisladores, inversores y líderes de la industria a que efectúen los cambios legislativos y pongan los recursos necesarios para establecer desarrollar estas soluciones a escala.


Mientras que los Objetivos de Desarrollo Sostenible no son un sistema perfecto, el hecho de que existan es importante y valioso. Este sistema sirve para ofrecer un necesitado mapa de navegación para todas aquellas personas que quieran solucionar los grandes retos del siglo XXI.


En Disruptivo, lanzamos un curso en el que podrás conocer más sobres los ODS y cómo pueden los emprendedores sociales utilizarlos como guía para dirigir sus esfuerzos hacia un impacto específico.


Top