Wind Energy Water: la startup desalinizadora pensada en el bienestar del medioambiente
Jueves 7 de julio de 2022

Wind Energy Water: la startup desalinizadora pensada en el bienestar del medioambiente que no utiliza químicos ni genera residuos contaminantes

Durante un nuevo episodio de Ciencia del Futuro, Daniel Silva, conversó con Juan Villalobos, socio de Wind Energy Water , la revolucionaria startup para desalinizar el agua del mar a través de una tecnología eficiente, limpia, sin el uso de químicos y sin generar residuos que puedan dañar el medioambiente, especialmente el ecosistema marino.

La clave de este proceso de desalinización del agua es que se utilizan energías renovables, como energía eólica o solar. Wind Energy Water surge en 2021 y tiene su origen en Alemania, “es una planta con tecnología 100% alemana, que funciona en el país en la Isla Rügen, con una población de 90 mil habitantes. Lo más importante es que no necesita insumos o filtros, funciona con un asa eólica, energía solar o se conecta a la red”, explica Juan Villalobos.

Para poder ejecutar este proceso de desalinización de la mejor forma posible, generando el menor impacto en el ecosistema marino, es que las plantas de Wind Energy Water funcionan mediante un dique con el cual llegan al mar, aspecto que también la diferencia de otras plantas desalinizadoras. “Hoy la mayoría de las plantas conecta sus tubos directamente al océano, lo que causa un daño al ecosistema marino, nosotros no. Lo que hacemos es conectar a través de un dique fuera de la zona salina, sacamos agua pre filtrada e ingresada a un contenedor”.

Específicamente lo que realizan en las plantas de Wind Energy Water es un proceso de electrodiálisis para sacar las incrustaciones de sal del agua, y luego un segundo proceso de compresión a vapor. “Se capta el agua y se mezclan tres tecnologías que en el fondo son física, química y mecánica. De esto sale agua 100% destilada”, detalló Villalobos.

Sobre el proceso de electrodiálisis que se ejecutan en las plantas de Wind Energy Water, Juan Villalobos sostuvo que se trata de: “membranas y mangueras físicas que al captar el agua salada la procesan en varias etapas. Una principalmente baja el PH a 7, sacando las incrustaciones de sal para luego entrar a la máquina de vapor donde se condensa a 80 grados, gracias a este compresor es que el uso de energía es baja”.

Otra de las consecuencias positivas del uso de este tipo de plantas que no requiere químicos, es que su vida útil aumenta hasta 40 años. Hasta el momento Wind Energy Water no tiene plantas instaladas en nuestro país.

Sin embargo, indicó Villalobos, están participando de diversos concursos para poder trabajar en el sector de Puchuncaví. “La idea es abastecer toda esta zona costera, porque la planta produce hasta 480 mil litros de agua diaria, lo que estaría destinado para una población de 8 mil personas, de acuerdo con el consumo diario estimado por la ONU”, manifestó el ejecutivo.

Otra de las ventajas que propone Wind Energy Water, es el trabajo directo con la comunidad a través de la salmuera que se extrae producto del proceso de desalinización. “Esta salmuera se puede usar con las comunidades para la producción de sal de mesa, o algún proyecto para generar litio”, añadió Villalobos

Asimismo, el experto, dijo que también los diferenciaría de otras plantas desalinizadoras existentes y que no tienen esta segunda vida para la salmuera que se produce durante el proceso. “Hoy las plantas de osmosis inversa generan una cantidad de salmuera gigantesca y generan un daño, algo que no se quiere decir y se mantiene lo más silencioso posible”, subrayó.

En esta misma línea -puntualizó- que la salmuera que se produce en sus plantas es 100% pura, y solamente corresponde a un 7% de la producción de agua, contrario a las plantas de osmosis inversa que generan en promedio un 40%.

Actualmente estas tecnologías se están utilizando en Grecia, Senegal y Alemania desde hace 25 años, donde han tenido una experiencia exitosa.

Fuente: txsplus.com


Top