Zara comienza la venta de ropa hecha de humo y asegura un lugar entre las marcas sustentables
Una singular propuesta demasiado tecnológica que aprovecha las emisiones de carbono y las convierte en prendas es la apuesta de Zara, para asegurarse un lugar entre las marcas sustentables.
Martes 11 de enero de 2022

Por: Octavio Noguez

  • Zara ha sido por décadas la líder en el segmento de fast fashion, medida que ha cambiado debido a la entrada de nueva competencia en el segmento.
  • Zara es sin lugar a dudas un referente ante el cual debemos de estar atentos, por la migración que ha comenzado a registrar a una categoría más audaz.
  • El valor de esta poderosa marca de moda se ha consolidado en gran parte por la influencia que ha alcanzado en el mercado.

Zara ha comenzado una singular estrategia de confección de ropa y la famosa marca de fast fashion asegura un lugar entre las marcas sustentables sobre todo en el mercado de moda, donde se busca que las compañías conquisten al consumidor, ahora desde sus prácticas amigables con el medio ambiente.

El valor de esta firma española se ha consolidado fuertemente, en especial por su capacidad como firma que ha hecho de la competencia a través de prendas un proceso audaz, sobre todo por el peso que han alcanzado las marcas rivales en este mercado, donde grandes plataformas como Shein vienen pisando fuerte con un envío masivo de ropa, sin pensar en las repercusiones que esto tiene en la sustentabilidad del mercado.

La nueva apuesta de Zara

Sin lugar a dudas que Zara se ha hecho de un lugar en el mercado de marcas sustentables ahora que comenzará con la venta de ropa, cuyo nylon procede de emisiones de carbono.

La completa tecnología es respnosabilidad de LanzaTech, empresa que ha venido maquilando tejidos producto de emisiones de carbono, categoría que es llamada como CarbonSmart, porque se evita que estos contaminantes se integren al medio ambiente.

Como parte del proceso que esta compañía sigue, se captura las emisiones de acerías evitando que las partículas contaminantes lleguen a la atmósfera y las contrae en lanzanol o etanol, que obtiene de un proceso de fermentación. Al proceso se suma India Glycols, que transforma el lanzanol en monoetilenglicol con bajo contenido de carbono, para posteriormente convertirlo en hilo de carbono de la mano de Far Eastern New Century, con fábricas en Taiwán. El hilo llega a Inditex y se usa para confeccionar prendas cuyo tejido lo contiene en un 20 por ciento.

Esta última gran apuesta de Zara por hacer uso de gran tecnología en la confección de sus prendas poco tiene que ver con principios tan simples como el reusar prendas, actividad muy practicada en países como Estados Unidos, Japón o Alemania, donde existen centros especializados en dicha actividad.

Alejados de estos hábitos, que sin lugar a dudas marcan una oportunidad en el mercado, lo que es tremendamente relevante hoy en día es que se han desarrollado tecnologías con las que se busca sorprender al momento de tomar una decisión de compra.

Qué sorpresas han dado las marcas en sustentabilidad

Desde que Piñatex comenzó con la venta de pieles vegetarianas, es decir, cueros hechos de desechos vegetales como la cáscara de piña para dejar de usar las pieles animales.

Desde entonces se han venido desarrollando tecnologías que buscan impactar en la manera como se consume. Por ejemplo, H&M ha invertido en un cubo gigante con tecnología china, que transforma prendas usadas en tejidos nuevos para confeccionar ropa nueva. A ese nivel se encuentra la apuesta sustentable, sin embargo, sigue siendo limitada ante el volumen de demanda que existe en el mundo en cuanto a prendas y el trabajo es sin lugar a dudas retador, si tomamos en cuenta que el factor cultural sigue siendo débil en la totalidad del mercado internacional.

FUENTEwww.merca20.com/


Top